Cloud computing y cómo seguir conectados

cloud_como_aliado

Si algo hemos aprendido de esta pandemia es la importancia de la tecnología  del cloud computing para  mantenernos conectados con los clientes, el equipo de trabajo y poder completar las tareas del día a día de forma fluida y óptima.

Además, nos hemos encontrado con la necesidad de implantar, poco a poco, el teletrabajo. Esta “moderna” vía de escape en los tiempos que corren ha sido la gran novedad para algunas empresas y el aumento para otras.


¿Es tan beneficioso como pensamos? ¿Qué aporta el Cloud Computing? A la hora de crear, conservar o actualizar los proyectos que lleva a cabo una empresa, los departamentos de informática están valorando cada vez más la tecnología de Cloud Computing.

Esto supone un ahorro de tiempo en tareas básicas que hará que estos profesionales puedan dedicar más horas a otras tareas mucho más complejas.
Su uso de hace cada día más popular y es que está demostrado que presenta una serie de ventajas para el funcionamiento de la empresa.

Si te ha interesado este artículo, te invitamos a descargar este ebook gratuito: ¿Cómo migrar a Amazon Web Services?

 

¿Cuáles son esos beneficios?

En primer lugar, cabe destacar la sencillez con la que se puede integrar esta tecnología a las aplicaciones empresariales existentes, una integración probada de los servicios Web.
No se precisa la instalación de ningún programa. Es tan sencilla, que no requiere inversión en sistemas hardware o software, por tanto, un ahorro en costes.

Además, se adapta a las grandes infraestructuras, tales como las compañías internacionales, pero también a las pymes, ofreciendo programas adecuado a sus necesidades de negocio. La tecnología Cloud se adapta mejor en cuanto a posibles problemas como la recuperación de desastres o la reducción de los tiempos de inactividad.

Es posible personalizarla. Como hemos visto anteriormente, no supone ningún problema el uso de dicha tecnología, ya que incluye planes de precios ajustados a cada requerimiento, por ejemplo, en el caso de los servidores virtuales los cuales escalan en tamaño de alojamiento de forma automática y solo cuando la demanda lo solicite.

Por otra parte, las actualizaciones se realizan de manera automática y no afecta al resto de recursos operativos. Por tanto, estará seguro que la actualización no afectará al trabajo que ya se ha realizado.

Una vez que se quiera trabajar en la nube pública, se podrá hacer de forma rápida y totalmente segura. No por elegir un sistema personalizado el plazo de espera será mayor. Los tiempos de integración suelen ser bastante cortos.

AWS: la nube que se adapta a todos los perfiles

La plataforma en la nube más utilizada en estos momentos es Amazon Web Services (AWS). Muchas empresas deciden utilizar este entorno con el objetivo de obtener más agilidad en el negocio y para pasar a una forma más innovadora de trabajo.
Esta nube pública ofrece servicios como el almacenamiento de bases de datos, escritorios virtuales, herramientas de videoconferencias y más. Todos sus servicios se basan en mejorar los costes y rendimientos de sus clientes.

Pero no todo acaba aquí, AWS garantiza altos niveles de disponibilidad de los datos y la seguridad de los recursos contratados. Las empresas siempre tendrán la libertad de gestionar los permisos de accesos de cada usuario, establecer objetivos o alarmas referentes a costes o escalado de instancias.

¿Quieres saber más acerca de cómo AWS puede ayudarte a optimizar el teletrabajo?  No te pierdas nuestros próximos artículos. 

¿Te ha parecido útil este artículo?

Te invitamos a descargar este ebook gratuito para conocer cómo migrar a la nube de AWS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *