Todo sobre las soluciones de almacenaje de datos

Todo sobre las soluciones de almacenaje de datos

Los recursos humanos de una empresa son el motor de la misma, y siguiendo con la metáfora, podemos decir que los datos de la organización son el combustible que hace que ese motor funcione correctamente. La información, por tanto es un recurso de gran valor dentro de toda organización, y puesto que vivimos en una era digital, los datos no paran de crecer y crecer a gran velocidad. Por otro lado es de vital importancia que los datos estén siempre disponibles, seguros y además que sean accesibles desde cualquier ubicación y dispositivo, requisitos que debemos tener muy presentes a la hora de elegir una solución de almacenaje.

Existen multitud de soluciones de almacenaje en el mercado, y por ello es muy importante que antes de decidirnos por una en concreto, tengamos muy claro cuales son las necesidades en materia de almacenamiento de datos que tiene nuestra empresa y el presupuesto con el que contamos.

 

 

Lo primero que deberemos de tener claro es qué tipo de solución de almacenaje queremos implantar, si almacenamiento directo denominado DAS (Direct Attached Storage) o almacenamiento en red.

  • Almacenamiento DAS: este es un tipo de almacenamiento de conexión directa, ya que consiste en conectar físicamente el dispositivo de almacenamiento de datos a nuestro servidor a través de interfaces SCSI, SATA y SAS. Los datos se guardan de manera local, lo cual hace que el rendimiento sea mayor debido a que no se tiene que atravesar la red para realizar las acciones de lectura y escritura. DAS es un método de almacenamiento tradicional y sencillo, aconsejado para pequeñas empresas.
  • Almacenamiento en red: este tipo resulta más flexible que el anterior. Como su nombre indica, el acceso a los dispositivos de almacenamiento de datos se realiza a través de los protocolos de red, normalmente TCP/IP.

 

Existen distintas opciones de almacenamiento en red:

  1. NAS: estos dispositivos de almacenamiento se conectan directamente a nuestra LAN, a un router o a un punto de acceso de la red, por ello es posible acceder a ellos desde cualquier ubicación y desde cualquier navegador de internet. Son una buena opción para organizaciones donde se trabaje con ficheros pequeños pero en gran número. Están dotados de un SO propio que incluye distintas funciones como pueden ser la configuración de copias de seguridad automáticas, servidor de impresión, servidor multimedia, etc. Su funcionamiento es bastante sencillo y no son requeridos grandes conocimientos informáticos específicos para su mantenimiento, tienen un coste bastante asequible para cualquier empresa, incluso para las más pequeñas.
  2. SAN: en este caso los dispositivos de almacenamiento se conectan a una controladora sumando sus capacidades para generar un espacio de almacenamiento global. Estos discos duros se conectan a una red de alta velocidad. Este sistema es bastante complejo dada su arquitectura, y su gestión y mantenimiento requiere de personal experto, teniendo además un coste elevado. Habitualmente se usa en empresas grandes que manejan un gran volumen de datos.
  3. IP-SAN: este sistema es similar al SAN pero con la diferencia de que éste no necesita conectarse a una red de alta velocidad, si no que funciona a través de las redes Ethernet haciendo uso del protocolo de transporte de bloques SCSI.
  4. Híbridos NAS-SAN: a veces un solo sistema no cubre todas las necesidades de nuestra empresa, y se hace necesario mezclar sistemas, como en este caso que se aplican soluciones de almacenaje tanto NAS como SAN. Los costes de estos sistemas híbridos se ven reducidos al igual que su gestión y mantenimiento.
  5. Almacenamiento en la nube (Cloud Storage): nuestros datos en este tipo de sistema, se encuentran almacenados en “la nube” ya sea ésta propiedad de la empresa o pertenezca a un proveedor de Cloud Storage. Las pequeñas y medianas empresas, están empezando a optar por este tipo de servicios ya que suponen un considerable ahorro tanto en infraestructura como en personal. En esta guía puedes saber más sobre qué beneficios ven las empresas de cada sector en el Cloud Storage: El impacto del Cloud Computing para la Pyme española.

 

Almacenamiento en red

 

¿Qué opción te gusta más? ¿Cuál se adapta mejor a tu empresa? Elijas la opción que elijas y sea tu empresa del tamaño que sea, recuerda que lo más importante es ¡no perder datos!, la mayoría de archivos perdidos se deben a errores humanos, han sido eliminados sin querer, por lo que has de tener siempre toda la información respaldada para poder recuperarla en cualquier momento.

https://mkt.apser.es/contenido-no-activo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *