Onedrive vs Google Drive, el enfrentamiento definitivo

Onedrive vs Google Drive, el enfrentamiento definitivo

Entre las numerosas opciones de las que pueden sacar partido los directores TI en términos de almacenamiento en nube no hay ninguna duda de que dos de las soluciones más destacadas son Onedrive y Google Drive. Sus desarrolladores, Microsoft y Google respectivamente, han hecho méritos suficientes como para que sean plataformas a las que tomar muy en serio en un amplio y diverso abanico de situaciones. Y como principales referentes no está de más enfrentar ambos servicios con la intención de ver cuál puede encajar mejor en las necesidades de cada empresa.

 

Todo depende del resto de programas

Puede parecer que lo más importante a valorar en un servicio de almacenamiento en nube es el espacio que se proporcione, pero la realidad es que esto acaba siendo secundario. Al menos en un enfrentamiento como el representado en Onedrive vs Google Drive, en el cual ya se ha alcanzado un rendimiento tan eficiente en almacenaje que es difícil que alguno de los dos servicios supere al otro. Por eso a la hora de comparar los dos servicios es importante que nos fijemos en otro tipo de rasgos. Y eso nos lleva de manera directa al resto de programas y a la experiencia que sea más adecuada en el entorno de la empresa de la cual nos ocupamos.

¿Nuestra empresa es más de confiar en el software de Google o en el de Microsoft? Una respuesta tan sencilla como esta puede ayudar a determinar cuál será la opción más adecuada para el sistema de almacenamiento. Y resulta mucho más fácil de explicar de lo que podría parecer. Esto se debe a que cada una de las plataformas exprime su rango de posibilidades en combinación con los demás programas que proporcionan sus respectivos fabricantes. Google Drive, por ejemplo, está conectado en todo momento con Gmail, lo que se puede convertir en una excelente propuesta, aunque se limite el espacio disponible de manera indirecta a través del correo.

Pero al mismo tiempo, tener Google Drive en constante comunicación con los servicios propios de Google ayuda a que todo esté más centralizado y accesible en todo momento. El equipo de diseñadores de Google se ha ocupado de trabajar en sistemas que permiten la colaboración en la gestión de archivos y es algo que no llegan a ofrecer sus rivales con tal nivel de eficiencia. Que un archivo se almacene en nube y varias personas puedan tenerlo abierto e incluso editarlo de forma simultánea no es algo fácil de plantear, pero sí de una gran efectividad. La sincronización es algo que destaca de manera muy beneficiosa en el entorno de esta opción.

Con Onedrive el planteamiento es similar, pero partiendo de la idea de tener acceso a las herramientas de Microsoft. Si bien la empresa de Windows tiene aspectos por mejorar de su sistema de almacenamiento en nube desde el planteamiento dirigido a los profesionales, el valor que proporciona es incalculable. El momento decisivo llega cuando se conecta la cuenta de usuario de Onedrive con la gran amalgama de posibilidades que transmite Office 365, servicio que habilita todo tipo de programas relacionados. El entorno de Office significa poder incorporar a la ecuación funciones como las que proporcionan Word, Excel, Outlook o Skype, entre otras posibilidades. La empresa puede valorar si son estos realmente los servicios que más utilizan y tomarlo de base como argumento para tomar una decisión.

onedrive vs google drive

Precios y características

Tanto Google Drive como Onedrive parten de la misma cuenta de acceso gratuito de 15GB, a la cual hay que restar en algunos casos una cantidad variable si ya existe una dirección de Gmail asociada con el perfil de usuario en la plataforma de Google. A partir de ese punto las empresas recurren al almacenamiento adicional. En el caso de Google Drive el máximo que se puede alcanzar es de 30TB, cifra en la cual se estima un precio mensual de 299,99 dólares norteamericanos. Existen otros niveles bien diferenciados que permiten a las empresas ajustar el volumen de espacio en base a sus necesidades reales. Por solo 1,99 dólares es posible aumentar la capacidad a 100GB, lo que no está nada mal en comparación a otras propuestas. Por 199,99 dólares se suma espacio hasta llegar a 20TB, para quienes aspiren a tener una gran capacidad pero se quieran quedar a las puertas del máximo.

Con Onedrive hay más límite en cuanto espacio. La cantidad máxima es de 1TB, cifra de almacenaje a la que se puede llegar con un coste mensual de 7 dólares. También se puede contratar un modelo de 100GB o de 200GB con precios de 1,99 y 3,99 dólares respectivamente. En cualquier caso, es posible apreciar la gran diferencia que existe en los costes en comparación a Google Drive.

 

También te recomendamos la lectura de esta guía gratuita en PDF para seguir leyendo sobre este tema:

https://mkt.apser.es/ebook-amazon-web-services-aws-como-impulsor-de-la-transformacion-digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *