Nos certificamos en ISO20000 e ISO27001

Fieles a nuestro compromiso con la excelencia, en apser hemos vuelto a conseguir la renovación de los certificados ISO 20000 (Gestión de Servicios de Tecnologías de la Información) e ISO 270001 (Gestión de la Seguridad de la Información). Básicamente, esto significa que disponemos de un sistema de gestión auditado dos veces al año por una entidad certificadora externa: una según los controles establecidos por ISO 20000 y otra según los de  ISO 27001. Estas dos normas ISO constituyen los dos estándares internacionales de buenas prácticas más prestigiosos objeto de implantación a nivel mundial en los proveedores de servicios de tecnologías de la información.

ISO20000 y 27001A lo largo de los últimos años, apser había adoptado las buenas prácticas ITIL en su operativa diaria. Ahora culminamos nuestra apuesta por la calidad con la consolidación de nuestro sistema de gestión denominado SIGOTI (Sistema de Gestión de las Operaciones de Tecnologías de la Información). SIGOTI integra todas las áreas y procesos de apser con el objetivo de garantizar la máxima calidad del servicio prestado a los clientes y la máxima seguridad en el manejo de su información. Javier Garijo, responsable de seguridad de apser, destaca la satisfacción mostrada por el auditor con los notables avances demostrados en materia de monitorización, análisis de logs  y control de vulnerabilidades.  En paralelo, se llevó a cabo el proyecto de implantación de Clientele ITSM, la nueva herramienta de gestión integral del servicio adoptada por apser.

Nerea Molinero, especialista de pragmatic que lideró el proyecto, declaraba al final del proceso de certificación: “Ha sido una muy buena experiencia en la que todos hemos aprendido mucho. apser se encontraba en un estado de madurez muy avanzado puesto que no era la primera vez que abordaba un proyecto de estas características. Desde el principio, todos los implicados tenían claro que querían mejorar la eficiencia y la eficacia del sistema de gestión de la compañía. Las metodologías ágiles han facilitado la adopción de las buenas prácticas diseñadas, a la vez que han conseguido mantener al equipo motivado e implicado en todo momento. Podemos afirmar sin remilgos que hemos sido capaces de “institucionalizar”  la mejora continua. ¡Enhorabuena a todos!”

¡Seguiremos trabajando para mejorar cada día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *