Ejecuta una Prueba de Concepto cloud de manera sencilla

Ejecuta una Prueba de Concepto cloud de manera sencilla

La prueba de concepto se ha convertido en una herramienta imprescindible en la era digital. Con ella podemos determinar la viabilidad de un proyecto y verificar si sus propuestas son de utilidad para nuestra empresa.

Tradicionalmente este proceso exigía gran cantidad de tiempo y recursos, pero gracias a la nube, las compañías pueden crear actualmente entornos que simulen las experiencias a las que se enfrentarán en el mundo real.


Si te ha parecido interesante este post, te invitamos a descargar nuestro ebook: ¿Cómo migrar a Amazon Web Services?

 

La ejecución de una PoC para tus despliegues cloud constituye una forma segura de solucionar problemas y sobre todo de saber si un proyecto  es factible y se adapta a las necesidades de tu empresa. Las PoC basadas en esta tecnología nos permiten crear contextos hiperrealistas para que los clientes se familiaricen con el software y sus capacidades. Veamos algunos pasos y consejos de cómo llevar a cabo una Prueba de Concepto:

 

Ejecuta un PoC en simples pasos:

 

1. Define objetivos de proyecto

La prueba de concepto debe gestionarse con eficacia, atendiendo a la tecnología que más se adapte al negocio y sus necesidades. Para ello, hay que tener en cuenta los objetivos y las preguntas clave para determinar cuáles son las prioridades.
En cuanto a las preguntas, incluye aquellas que respondan a las mejores soluciones para desplegar sistemas en la nube o, también, las dudas referentes a los costes y plazos.

 

2. Prueba en escenarios cercanos a la realidad de negocio

Una PoC fiable, exitosa, garantiza que el sistema funciona, nos permite el modo de diseñarlo o configurarlo, de obtener el máximo rendimiento de ese producto para la compañía.
A tal fin, debe realizarse en un contexto autónomo, separado del entorno de producción, que agregaría más complejidad y cambios en el margen que delimita el propio concepto de prueba.

 

3. Demos desde la plataforma del proveedor

Las PoC son un paso obligado en el desarrollo y venta de un software a una compañía. La mayoría de estas pruebas de concepto suponen organizar una demostración atractiva, un ensayo que permita seleccionar los datos significativos y la capacidad de actuar sobre los mismos.

Las demostraciones en la nube trascienden a las simples pruebas, ya que proporcionan una gran cantidad de información que puede utilizarse para mejorar las campañas de marketing o el rendimiento de los equipos de venta, entre otros aspectos. Las PoC pueden aplicarse a cualquier tipo de negocio, pero sobre todo son muy recomendables para las PYME multisede o descentralizadas.

El entorno de prueba

Como hemos comentado, muchas empresas confían en la nube. Esta tecnología ahorra tiempo y reduce los costes derivados del mantenimiento y diseño de una infraestructura propia. Supone limitar la inversión en hardware y en equipos que aseguren su funcionamiento de un modo eficaz.

Un entorno PoC, sustentado en la nube, nos permite escalar y controlar los gastos con independencia del tamaño de la compañía. Esta tecnología se puede configurar, además, en un contexto autónomo a su infraestructura y servidores de producción.
Una prueba de concepto, en definitiva, reduce el riesgo de fracaso al tiempo que matiza y refina el alcance de la propuesta, permitiendo una mayor comprensión sobre lo que es posible antes de llevar a cabo el proyecto.

¿Te ha parecido útil este artículo?

Descarga nuestro ebook gratuito y conoce cómo puedes dar el salto a la nube de forma fácil y eficaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *